MUNDOALERTA . LAS NOTICIAS MAS DESTACADAS DEL MUNDO
Foro informativo a nivel MUNDIAL...
Porque entre todos.. hacemos la noticia.

Seguimiento de anomalías en nuestro entorno. Terremotos, volcanes, política, guerras, ciencia, pseudociéncia.. Seguimiento sobre el Estado Islámico ISIS.

Entra y forma parte de esta comunidad con casi 20.000 usuarios.

Regístrate y tendrás acceso a toda la información

SUMISION EUROPEA. La UE negocia en secreto con multinacionales un Tratado de Libre Comercio con EEUU

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

SUMISION EUROPEA. La UE negocia en secreto con multinacionales un Tratado de Libre Comercio con EEUU

Mensaje por lilian el Lun Mar 31, 2014 4:32 am


domingo, 30 de marzo de 2014
SUMISION EUROPEA. La UE negocia en secreto con multinacionales un Tratado de Libre Comercio con EEUU


Desde Barcelona, escribe Montserrat Mestre:

Recuerdo la protesta de los pueblos de América Latina contra el ALCA en los años 90, y cómo resistieron hasta que llegaron gobiernos que asumieron su lucha - principalmente el presidente Chávez y el presidente Kirchner- y se enterró el intento de los EEUU de imponer su Área de libre comecio a todos los países del continente americano (eso sí, excluían a Cuba).

Tal vez fue entonces cuando pergeñaron engullir a Europa con un Tratado Transatlántico de Comercio e Inversión que supone integrarnos al mercado estadounidense suprimiendo barreras económicas y legislativas al comercio. Esta catástrofe que se nos viene encima es muy poco conocida por la ciudadanía, porque las autoridades europeas están negociando en secreto y de una manera muy poco transparente. En este empeño van juntos partidos conservadores y socialdemócratas europeos. Los únicos que han levantado la voz son los partidos alemanes de izquierda y ecologistas.

Lo poco que se conoce del Tratado es muy alarmante:los productos de los EEUU no estarían sujetos a la normativa europea que es mucho más exigente que la norteamericana. Por ejemplo en materia de alimentación, en la UE los OMG (Organismos Modificados no están autorizados para consumo humano, en cambio en EEUU sí y ni siquiera existe la obligación de informar al consumidor en el etiquetado. También otros bienes de consumo, en EEUU tienen leyes mucho menos exigentes en cuanto a la protección de la salud del consumidor.

Otro punto preocupante de la supresión legislativa es que las empresas estadounidenses estarían por encima de las leyes de los países. Por no hablar de la supresión arancelaria, todo un suicidio para la maltrecha economía del sur de Europa (Portugal, España, Italia, Grecia) que se verán compitiendo con naranjas de California, patatas de Montana, leche y carne de Colorado, etc.

No sé cómo vamos a librarnos de esto, no tenemos ni un pueblo concienciado ni un comandante Chavez ni un Néstor Kirchner, sólo unos pocos que clamamos en el desierto.

Acoto yo (JJS). La lectura de los últimos días de El País, órgano del Imperio Americano, deja claro que EE.UU. está presionando fuertemente a los paises europeos para que disminuyan sus compras de petroleo, gas y carbon rusos, aunque tengan que adquirirlos -gran parte a ellos mismos- a precios mucho más caros.


Público.es
EEUU negocia en secreto el acuerdo comercial con el que atará a Europa


Diversas organizaciones denuncian falta de transparencia sobre las negociaciones del Tratado de Libre Comercio que la UE discutirá este miércoles con Obama en Bruselas


ESPERANZA ESCRIBANO Bruselas 25/03/2014 20:54 Actualizado: 26/03/2014 10:04


El presidente de los Estados Unidos, Barack ObamaREUTERS

El Tratado Transatlántico de Comercio e Inversión entre Estados Unidos y la Unión Europea, más conocido como TTIP por sus siglas en inglés, es mucho más que un tratado de libre comercio. Supone una integración con el mercado estadounidense que suprimirá barreras económicas y legislativas a los intercambios comerciales. Aunque todavía se encuentra en una "fase precoz", como señala una fuente europea, el acuerdo ha suscitado una polémica tras otra desde que empezó a negociarse en julio de 2013.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, se reunirá este miércoles con los presidentes de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, y del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, para dar un "impulso político" al TTIP. Aunque la crisis de Ucrania tiene todos los visos de acaparar la atención de los líderes durante la cumbre, el debate sobre el acuerdo sigue siendo el "asunto central" en la agenda de la reunión, indicaba ayer la citada fuente.

Frente a las voces que afean el Tratado y claman contra una supuesta violación de los derechos fundamentales de los europeos, la Comisión Europea no se plantea la autocrítica. Ayer, aseguraba que el acuerdo es "ambicioso y comprensivo" y afirmaba que las negociaciones avanzan "por el buen camino". Pero las críticas arrecian especialmente en varios ámbitos: la transparencia sobre las negociaciones, especialmente tras los escándalos destapados por el ex agente de la NSA, Edward Snowden, la protección de datos o la seguridad alimentaria.

"El acuerdo se está negociando en secreto entre gobiernos y multinacionales", denuncia el Observatorio Europeo de las Corporaciones (CEO en inglés), una organización que se dedica a controlar la presión que ejercen los lobbies empresariales en Bruselas. Ni los documentos de negociación, ni la contribución de los distintos actores, las agendas o las reuniones con la industria son públicos, según CEO, que considera que la Comisión está dejando "a los ciudadanos en la oscuridad informativa".

El Observatorio recibió 44 documentos de la Comisión sobre reuniones con lobbies de la industria, después de rellenar una solicitud. Además de que la entrega se produjo diez meses después de la petición, 39 documentos estaban "profundamente censurados", manifiesta un portavoz de la organización. No había referencias a los encuentros a puerta cerrada con grupos que presionan por la liberalización del comercio bilateral, como la Cámara de Comercio de EEUU o la federación industrial alemana (BDI), ni con empresas como la automovilística BMW.

En los documentos que sí se entregaron, el Observatorio acusa a la Comisión de borrar partes de los textos. El argumento que esgrime Bruselas para justificarlo es que en algunos textos, "se refleja la posición europea en las negociaciones". Tras los escándalos de espionaje, Jan Philipp Albrecht, eurodiputado alemán de los Verdes, opina que no tiene sentido ocultar a la opinión pública lo que defiende la UE. "Estados Unidos ya conoce la posición europea, la ha espiado", apunta el eurodiputado, cuyo partido político demanda que Bruselas renuncie al TTIP.

Maria Badia i Cutchet, eurodipuada del PSC, juzga "exageradas" las acusaciones de falta de transparencia. "Cada vez que hay una ronda de negociación se informa al Parlamento Europeo", sostiene Badia. Aunque lamenta que no puedan estar "todos los grupos en la mesa de negociación", recuerda que la Eurocámara tiene que aprobar el TTIP cuando se acuerde un texto formal, y que "no le temblará la mano" a la hora de rechazarlo, como ya hizo con el ACTA (el Acuerdo Comercial de Lucha contra la Falsificación). Los eurodiputados estimaron en julio de 2012 que el pacto para proteger la propiedad intelectual afectaba a libertades civiles fundamentales.

Otro asunto puntiagudo es el referente a los sistemas judiciales. Estados Unidos pretende que las empresas puedan denunciar a los Estados si aprueban una ley que perjudique a la actividad empresarial que se hubiera aprobado anteriormente. Si una empresa obtiene el `sí´ de un país para extraer gas en su suelo a través de la técnica del fracking y posteriormente el Estado decide prohibir esa práctica, la empresa podría denunciar al país ante un organismo al margen que crearía el Tratado. Para Badia es un asunto "delicadísimo" y valora que la mayoría de la Eurocámara se opondría a un sistema judicial alternativo que estuviera "por encima de las leyes nacionales".

De aprobarse este capítulo, Alex Lovatt, de la plataforma estadounidense "Amenaza TTIP", supone que sería más beneficioso para las empresas europeas invertir en EEUU y viceversa. "Los votantes tendrían menos poder sobre lo que hacen las multinacionales", advierte, "y si se crea un organismo paralelo, podrían pasar incluso por encima de los gobiernos".
La liberalización de los mercados es especialmente sensible en lo referente a la seguridad alimentaria. La entrada de productos transgénicos o de otros bienes de consumo que en EEUU se comercializan bajo leyes más permisivas, levantan sospechas en la UE, donde las leyes son más proteccionistas con la salud del consumidor. María Auxiliadora Correa, eurodiputada del Partido Popular, apoya el acuerdo, que "permitiría a España ganar apertura de mercado para frutas, hortalizas, aceite o jamón". Pero Correa también admite que la eliminación de los aranceles podría perjudicar al sector ganadero español, por la entrada de productos cárnicos estadounidenses con precios más competitivos

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

___________________________________________

avatar
lilian
Moderador Global
Moderador Global


Volver arriba Ir abajo

Re: SUMISION EUROPEA. La UE negocia en secreto con multinacionales un Tratado de Libre Comercio con EEUU

Mensaje por lilian el Lun Mar 31, 2014 5:21 am


Noticias relacionadas

EEUU y la UE se comprometen a eliminar todos los aranceles de sus intercambios comerciales
Snowden dice que EEUU presiona a los gobiernos de la UE para que permitan un espionaje "masivo"
La UE y Brasil evitarán a EEUU en sus comunicaciones con un nuevo cable transoceánico
La enviada especial de EEUU para Europa: "Que se joda la UE"
Expertos critican el secretismo de Bruselas en la negociación del Tratado de Libre Comercio

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

___________________________________________

avatar
lilian
Moderador Global
Moderador Global


Volver arriba Ir abajo

Re: SUMISION EUROPEA. La UE negocia en secreto con multinacionales un Tratado de Libre Comercio con EEUU

Mensaje por Lobo Solitario 1 el Lun Mar 31, 2014 7:44 pm

lilian escribió:
Noticias relacionadas

   EEUU y la UE se comprometen a eliminar todos los aranceles de sus intercambios comerciales
   Snowden dice que EEUU presiona a los gobiernos de la UE para que permitan un espionaje "masivo"
   La UE y Brasil evitarán a EEUU en sus comunicaciones con un nuevo cable transoceánico
   La enviada especial de EEUU para Europa: "Que se joda la UE"
   Expertos critican el secretismo de Bruselas en la negociación del Tratado de Libre Comercio

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Lo que intentan es detener el QUIEBRE SIN FRENO DE LA ECONOMÍA CAPITALISTA MUNDIAL , DEL COLAPSO DEL $ y no les quedará otra que desatar una III Guerra mundial para acabar con competidores, con gastos, recuperar recursos -según ellós creen que son sus dueños- y volver a empezar un ciclo post- Guerra del capitalismo pero con una población de 500 millones de habitantes.

y la mayoría del planeta por re-explotar !

................

No triunfarán.

___________________________________________

_____________________

"El acontecimiento más importante en la Era de Aquarius es el descubrimiento del "Hombre Trascendental"  . Dr. Serge Raynaud de la Ferriere en su Obra: EL ARTE EN LA NUEVA ERA.
avatar
Lobo Solitario 1
Usuario destacado
Usuario destacado


Volver arriba Ir abajo

Re: SUMISION EUROPEA. La UE negocia en secreto con multinacionales un Tratado de Libre Comercio con EEUU

Mensaje por semperffidelis el Sáb Abr 05, 2014 5:23 pm

¿III Guerra Mundia para cuándo?
avatar
semperffidelis
Usuario
Usuario


Volver arriba Ir abajo

Re: SUMISION EUROPEA. La UE negocia en secreto con multinacionales un Tratado de Libre Comercio con EEUU

Mensaje por lilian el Dom Mayo 25, 2014 1:03 am


2014-05-23
El acuerdo Transatlántico, el fin de la democracia
John Hilary

El TTIP no debe entenderse como un acuerdo entre dos socios comerciales competidores, sino como un asalto a las sociedades europea y estadounidense por parte de las corporaciones transnacionales con el objetivo de abrir y desregular mercados a ambos lados del Atlántico.

El Acuerdo Transatlántico sobre Comercio e Inversión (ATCI o TTIP, por sus siglas en inglés) es un extenso tratado sobre libre comercio e inversión que están negociando (en secreto) la Unión Europea y Estados Unidos. El presidenteBarack Obama fue el primero en anunciar sus intenciones de emprender las negociaciones para alcanzar un TTIP durante su discurso sobre el estado de la unión en febrero de 2013, y en julio del mismo año tuvo lugar la primera ronda de negociaciones entre la Comisión Europea y los funcionarios estadounidenses. El objetivo es llevar a cabo las conversaciones lo más rápidamente posible y sin que los detalles lleguen a la opinión pública, con la esperanza de poder cerrar las negociaciones antes de que la ciudadanía en Europa y EE.UU. descubra la verdadera envergadura de la amenaza que supone el TTIP.

Como ya han admitido funcionarios de ambas partes, el objetivo principal del TTIP no es estimular el comercio eliminando aranceles entre la UE y los EE.UU., pues son tan bajos que apenas pueden reducirse ya. Su principal finalidad es, como ellos mismos han reconocido, eliminar las “barreras” reguladoras que limitan los beneficios potenciales de las corporaciones transnacionales a los dos lados del Atlántico. Ahora bien, estas “barreras” son en realidad algunas de nuestras normativas más preciadas en materia de derechos sociales y medio ambiente, como los derechos laborales, las normas de seguridad alimentaria (incluidas las restricciones a los OGM), las regulaciones sobre el uso de substancias químicas tóxicas, las leyes de protección de la privacidad en internet e incluso las nuevas garantías en el ámbito bancario introducidas para prevenir otra crisis financiera como la de 2008. En otras palabras, no podría haber más en juego.

Además de su programa desregulador, el TTIP también anhela crear nuevos mercados abriendo el sector de los servicios públicos y la contratación pública a las empresas transnacionales, lo que amenaza con provocar nuevas olas de privatizaciones en sectores clave como la sanidad o la educación. Lo más preocupante es que el TTIP pretende conceder a los inversores extranjeros el derecho de demandar a gobiernos soberanos frente a tribunales de arbitraje ad hoc para reclamar pérdidas de beneficios derivadas de decisiones sobre política pública. En la práctica, este mecanismo de resolución de disputas entre inversores y Estados eleva el capital transnacional a un estatus equiparable al del Estado nación y amenaza con minar los principios más básicos de la democracia tanto en la UE como en los EE.UU.

Así pues, el TTIP no debe entenderse como un acuerdo entre dos socios comerciales competidores, sino como un intento por parte de las empresas transnacionales de abrir y desregular mercados a los dos lados del Atlántico. Las amenazas que supone este tratado están suscitando cada vez más preocupación entre la ciudadanía de la UE y los EE.UU., y algunos grupos de la sociedad civil están aunando fuerzas con académicos, parlamentarios y otras personas para evitar que funcionarios del gobierno pro-empresariales renuncien a las normativas clave en materia social y medioambiental anteriormente mencionadas. Se anima a todas las personas a oponerse al TTIP, poniéndose en contacto con las campañas locales correspondientes o lanzando su propia campaña.

- John Hilaryes director ejecutivo de War on Want. Ha publicado textos sobre una gran variedad de asuntos del ámbito del comercio y la inversión en los últimos 20 años, y en 2013 fue nombrado profesor honorario por la School of Politics and International Relations de la Universidad de Nottingham. Su nuevo libro, The Poverty of Capitalism: Economic Meltdown and the Struggle for What Comes Next, se publicó en Pluto Pressen octubre de 2013

Fuente: [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

___________________________________________

avatar
lilian
Moderador Global
Moderador Global


Volver arriba Ir abajo

Re: SUMISION EUROPEA. La UE negocia en secreto con multinacionales un Tratado de Libre Comercio con EEUU

Mensaje por lilian el Dom Feb 08, 2015 4:34 am

2015-02-06
¿Qué es la convergencia reguladora en el TTIP?

Juan Hernández Zubizarreta ,  Pedro Ramiro





Dan Mullaney (izquierda) e Ignacio García Becero (derecha), representantes de EEUU y la UE en las negociaciones sobre el TTIP.

Este viernes termina en Bruselas la octava ronda de negociaciones del Tratado Transatlántico de Comercio e Inversiones entre la Unión Europea y Estados Unidos (TTIP). Intentando dar más transparencia a un proceso que ha recibido muchas críticas por su opacidad y aplazando hasta la primavera uno de los puntos más polémicos del acuerdo -la inclusión de un mecanismo de solución de controversias inversor-Estado-, los negociadores de ambas partes habían anotado en su agenda una cuestión central a tratar esta semana: la convergencia reguladora.


En el marco de la campaña de movilización contra el TTIP, ha sido denunciada ante la opinión pública la creación de unos tribunales arbitrales que permitirían a las empresas transnacionales denunciar a los Estados cuando alguno de sus “derechos” fuera vulnerado -el 97% de la ciudadanía europea ya ha manifestado, a través de una consulta pública, que está en contra de establecer ese sistema de arbitraje privado-; el mecanismo de convergencia reguladora, sin embargo, no es tan conocido. Y, a pesar de que -como se recoge en un documento filtrado hace unos días- se presenta con el fin de “facilitar el comercio y la inversión de manera que apoye los esfuerzos de las partes para estimular el crecimiento y el empleo”, la realidad es que puede tener efectos muy graves sobre la (des)regulación de los derechos sociales.

Armonización normativa: La convergencia reguladora describe un proceso de adaptación de la normativa existente en ambos lados del Atlántico para asegurar que los bienes producidos en un lado se pueden exportar al otro sin requisitos adicionales especiales. Para eso, se procede a la armonización a la baja: aquellas normativas más exigentes en derechos se van haciendo más laxas. Si el control financiero es más estricto en EEUU, se armoniza teniendo en cuenta la regulación europea; si la legislación laboral es más tuitiva en la UE, se aplican las normas estadounidenses que desregulan los derechos de los trabajadores y trabajadoras. La técnica de la armonización a la baja es la regla que impera de facto en el TTIP, y se extiende a la normativa laboral, ambiental, social, fiscal, cultural, sanitaria… La idea es derogar toda reglamentación que sea un obstáculo al mercado.

Coherencia reguladora: A pesar de que en el TTIP se invocan los derechos humanos, el desarrollo sostenible y los servicios públicos como valores esenciales frente al comercio, estos son tratados desde una perspectiva retórica y carente de eficacia normativa; su regulación está vinculada a expresiones del tipo “siempre que no comprometan las ventajas derivadas del acuerdo”. La convergencia reguladora, además, afecta a todas las administraciones públicas (locales, autonómicas y centrales); a la legislación básica, a la ejecución de la misma y a los actos delegados. Y la coherencia reguladora implica también que cualquier estudio de impacto ambiental o social no debe establecer más “rigor del estrictamente necesario”, esto es, debe ser coherente con los derechos de las “partes interesadas”; dicho de otro modo, con los intereses de las corporaciones transnacionales.

Armonización por fases y sectores: El TTIP no puede desarrollar una armonización total y absoluta de todos los sectores y en un único plazo. Por ello, se confeccionará por fases y de acuerdo con los procedimientos establecidos en el tratado, como el reconocimiento mutuo de los reguladores y del Consejo de Cooperación Reguladora. Es decir, la armonización a la baja de las normas sociales, alimentarias, financieras, de productos químicos… se realizará en función de los intereses -en muchos casos, contradictorios- de los Estados, de los sectores productivos y de las empresas transnacionales. Y, sobre todo, del grado en que se encuentren las movilizaciones sociales: a más protestas, menor armonización total e inmediata. Eso sí, el propio tratado prevé su posible incorporación al mismo en fechas posteriores y de acuerdo a los procedimientos establecidos en torno al Consejo de Cooperación Reguladora.

Consejo de Cooperación Reguladora: La convergencia reguladora es también un proyecto a largo plazo: las diferencias que no puedan solventarse en la mesa de negociaciones o que provoquen movilizaciones sociales en contra podrán someterse a procedimientos con vocación de futuro. Porque, de hecho, el TTIP es un acuerdo de largo alcance en continua interpretación creativa por parte de funcionarios y despachos de abogados al servicio de las corporaciones transnacionales. Así, los asuntos más difíciles de armonizar se vinculan a un sistema con escaso control democrático, regulado en el TTIP y que una vez ratificado se pondrá en marcha de manera automática. El organismo que supervisará todo el proceso de privatización de las decisiones será el Consejo de Cooperación Reguladora, una institución transnacional muy alejada del control democrático y que actúa fuera de la lógica parlamentaria: un poder “legislativo” supranacional.

Falta de transparencia: Con el TTIP, los procedimientos de aprobación de las leyes se desplazan de los parlamentos a las reuniones secretas entre tecnócratas y representantes de las corporaciones transnacionales; los proyectos de ley se sustituyen por documentos privados y el debate parlamentario por textos cerrados sometidos, únicamente, a ratificación. Pero la mera publicación de información no es suficiente, debe someterse la misma a procedimientos democráticos: publicar el texto consolidado, definir lo que proponen cada una de las partes, detallar los puntos de desacuerdo y las propuestas de las corporaciones transnacionales… Los documentos conocidos hasta la fecha del TTIP, además, mantienen la misma lógica jurídica que los textos normativos de la Organización Mundial del Comercio (OMC), con una confusión continua: defectos de redacción gramatical, disposiciones vagas, cláusulas oscuras y “refugios” para escapar de las obligaciones.

Mandato alternativo de comercio: Frente al TTIP y los tratados comerciales que son la base de la lex mercatoria, necesitamos un nuevo modelo donde las personas y el medio ambiente tengan prioridad sobre los beneficios e intereses corporativos. El mandato de comercio alternativo establece pautas en esta dirección, con el objetivo de que los derechos humanos, los derechos de las mujeres, los derechos indígenas, los derechos laborales y la protección de la naturaleza estén por encima de los intereses empresariales y privados. A su vez, estas propuestas son complementarias de otras como el Tratado internacional de los pueblos para el control de las empresas transnacionales: un tratado basado en la responsabilidad y la ética de las generaciones presentes y futuras, así como en la obligación de proteger a la Tierra y sus habitantes.

Juan Hernández Zubizarreta es profesor de la Universidad del País Vasco (UPV/EHU).

Pedro Ramiro (@pramiro_) es coordinador del Observatorio de Multinacionales en América Latina (OMAL).

Fuente: [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]





[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

___________________________________________

avatar
lilian
Moderador Global
Moderador Global


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.